El fin de semana se presentaba con sol y buen tiempo, así que no nos quedó otro remedio que buscar un plan interesante de escalada y el Fresnidiello siempre es una buena opción. Vías largas, roca excelente y los seguros justos para ir entrenando la mente. Y como siempre, no nos defraudó.

Escogimos una vía bastante nueva en el paño de roca de la derecha de la pared, “ULTRAMEMIA”, y viendo quienes eran sus aperturistas, la vía seguro que iba a ser buena.




Largo 1 (V+):

El inicio es fácil de encontrar, a la derecha de la clásica “separación real” hay una zona de hierba debajo de un arbolito característico a unos 20 metros de altura por el que tendremos que pasar. A pie de vía nos encontramos con dos puentes de roca bastante juntos. Además, en el largo hay algún puente de roca más, un clavo y en el bonito muro final un parabolt protegiendo el paso difícil. Reunión con dos chapas con argolla.

Largo 2 (6a):

El paso difícil es el desplome de salida de la reunión, protegido con un parabolt. Parece difícil, de hecho lo es, pero es cuestión de colocarse bien y salir en diagonal hacia la derecha. Una vez que salimos del paso, nos encontramos con otro parabolt que no se ve desde la reunión, antes de llegar a un llamativo puente de roca que nos va a indicar la dirección a seguir. Reunión con dos chapas con argolla.

Largo 3 (V+):

Largo precioso típico de Fresnidiello, canalizo con gran cantidad de cantos. Eso sí, hay que ir tranquilo y concentrado porque los seguros son escasos y la posibilidad de proteger también. Se comienza con una travesía de unos 7 u 8 metros a la izquierda hasta encontrar el canalizo evidente por el que vamos a escalar. Este canalizo está protegido por algún micro puente de roca que no vemos hasta que ya estas metido en él. Pero vamos que el primer seguro está a unos 15 metros, así que ojito. Fácil pero expuesto. Reunión con dos chapas con argolla.

Largo 4 (V+):

Salimos hacia la izquierda, por una zona algo rota, hasta llegar a otro canalizo típico del Fresnidiello protegido con dos parabolts. Es también un largo bonito. Reunión con dos chapas con argolla.


Largo 5 (6a+):

Este es quizá el largo más duro de la vía. Comienza con una travesía hacia la derecha cruzando dos enormes canalizos. Por el segundo vamos subiendo hasta una chapa bien visible, a unos 10 metros de la reunión, así que hay que ir tranquilo porque tampoco se puede proteger nada. De la chapa salimos por la izquierda y después en diagonal a la derecha hasta alcanzar un puente de roca. A nuestra derecha se observa una terraza herbosa, donde hay un puente de roca, hasta la que tenemos que llegar para comenzar el muro clave de unos 25 metros. El muro está protegido por tres parabolts y un puente de roca, pero el distanciado es considerable, la terraza no es muy alentadora, no se puede proteger nada y la dificultad, en mi opinión 6a+ de los de verdad, es muy mantenida. Vamos, que requiere concentración y mucho temple. Eso sí, es un tramo espectacularmente bonito. La parte final del muro, después del puente de roca, ya es algo más sencilla. Reunión con dos chapas con argolla.

 

 

 

 

 

 

 

 

Largo 6 (V+):

El comienzo del largo es también de lo más bonito de la vía, por un muro más fácil que el anterior largo y que además permite proteger en un punto hasta llegar a un parabolt. Desde este parabolt, salimos por la izquierda por un canalizo en el que también hay que templar los nervios hasta la parte final del largo, con más vegetación y un par de puentes de roca que indican el camino. Reunión con dos chapas con argolla

La vía es rapelable, pero nosotros, fieles a nuestra filosofía de que si se puede bajar andando, bajamos andando, lo hicimos así.

En definitiva, una vía recomendable pero para ir con calma.

Croquis y más información en:

http://entretenimientovertical.blogspot.com/2018/06/escalada-ultramemia-fresnidiello-sotres.html